27/12/2012

ME HABLÓ LA TELEVISIÓN



Siempre he dicho que una de los medios de comunicación más nocivos para la salud en estos tiempos es la televisión. Yo procuro mantenerme muy lejos de su programación, pero hay momentos en que casi sin darme cuenta término con el mando a distancia cotilleando…El demonio siempre tienta a las pobres almas débiles y atormentadas como la mía. Como si de una aparición divina o infernal, se tratase, en el televisor  se cuela un tal Rafa Blas, (el nombre en si mismo ya es puro arte), una mutación entre gótico y heavy, cantando a dúo con David Bisbal (el abominable hombre de los rizos). Pero lo peor de todo es la canción elegida para interpretar con ambas gargantas privilegiadas… “Hijo de la luna”, de Mecano. Ni juntando todas las profecías más demoledoras se podrían conseguir un momento más apocalíptico, terrorífico e infernal. Durante unos segundos el miedo me paraliza los dedos de la mano, y me es imposible cambiar de canal, noto como cada una de mis neuronas va muriendo  súbitamente y entre un sudor frio, escalofríos, y unas enormes ganas de vomitar, me planteo muy seriamente que ha llegado mi hora final, y asumo que voy a morir sentado en el sofá… Afortunadamente en un último y desesperado esfuerzo, consigo que mi dedo índice pulse el botón rojo que apaga la televisión. Gracias a Dior los milagros también existen….