25/10/2012

JEAN PAUL GAULTIER (De la calle a las estrellas)

“Junto con Yves Saint Laurent, Gaultier es el único que hace arte de verdad por su forma de combinar  los tejidos y las prendas: es un arte en estado puro absolutamente propio”. (Andy Warhol)
Para alguien como yo que sigue  fielmente cada una de las colecciones de moda de J.P. Gaultier desde 1988, entrar en la Fundación Mapfre de Madrid y ver la exposición del modisto, “Universo de la moda: De la calle a las estrellas”, supone encontrarse de frente y en todo su esplendor  con 124 modelos vistos en su mayoría  en distintas fotografías, videos y películas. Recuerdo perfectamente el momento de la entrega de premios Internacional Rock Awards en Nueva York en 1989, cuando la diosa  Grace Jones hizo acto de presencia con el impresionante “vestido-corsé estilo jaula”… quien me iba a decir  en ese instante que 23 años después lo tendría a menos de 5 cm de mi nariz, y que lo podría incluso tocar,  aunque en un tejido diferente.  Al igual que los distintos corses utilizados por Madonna, y otros modelones lucidos por diferentes celebritis.
Además del paraíso visual que supone encontrarse rodeado por esta obra, es muy importante resaltar lo bien planteada  y la excelente organización de la misma. Me hubiese gustado ver más diseños de los creados para el cine, en especial para las películas, “El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante” y  “El quinto elemento”, pero es tan grande el universo creativo de Gaultier, que supongo será muy difícil abarcarlo todo… ¿Se le puede poner alguna pega a esta maravillosa retrospectiva?... Si, a pesar de ser un incondicional y fan fatal de su costura, no he podido dejar de sentir cierta decepción  ante el famoso “vestido sirena de satén rosa té, con exvoto de abanicos”, pese a sus 1285 horas de trabajo, el vestido que tanto me impresionó en su día en fotografía, me ha dejado un tanto confuso, en concreto por la calidad del satén utilizado para su elaboración. Algo parecido  me ha sucedido también  al tocar el tul de algunos vestidos y comprobar su calidad. Pero esto solo es una mínima anécdota, en comparación con la sobredosis de buen hacer que se puede observar en la gran mayoría de modelos. La parte “Punk Can” de la exposición es tan alucinante que aseguro que sentí cierto mareo ante algunas piezas, como el impresionante “corsé de seda de aspecto vaquero con cola”… Si el paraíso existe, desde luego tiene que ser muy parecido a los metros de suelo que acogen esta impagable exhibición. God Save Gaultier!!

11 comentarios:

CINEXIM dijo...

Hace muchos muchos años cuando vivía en casa de mis padres, en mi habitación colgaba una foto de un modelo con el troso desnudo y un tatuaje que iba de hombro a hombro donde que rezaba Jean Paul Loves Jean Baptiste, o algo así.

Nunca he recuperado esa foto!!!

CINEXIM dijo...

por cierto , qué bonita la tipografía de los títulos de las entradas!!!!

calamarin dijo...

Quizás esa frase "Jean Paul loves Jean Baptiste" haga referencia a las muchas colaboraciones que Gaultier y el gran Mondino han hecho juntos.

Maika Perez dijo...

No puede ser que hayas ido sin mi

calamarin dijo...

Lo comenté en Facebook por si alguien quería acompañarme...

Nan de Bil dijo...

Amén.

calamarin dijo...

Nan supongo que no te la perderás...

Uno dijo...

Y yo ahora tendré que verla sin ti.

(Te he dejado un comentario en CF2, en la entrada de la foto del mini y ya no me ha permitido dejarte ninguno mas. Se queda como colgado) Lo intentaré en otro momento.

calamarin dijo...

Como sea... pero no te la pierdas...

Di dijo...

Se pueden tocar las prendas? MUERO

calamarin dijo...

No, no se pueden tocar, está prohibido, pero yo no lo puede evitar, fue superior a mis fuerzas... tener todo aquello junto y no tocarlo, imposible resistir la tentación.